+1 (786) 753 8742

interviews

Las Ciudades Esponja de China

by ypena
Jul , 11
Las Ciudades Esponja de China

Ante el empeoramiento de las inundaciones urbanas, las ciudades de China están adoptando la naturaleza y construyendo lo que se denomina «ciudades esponja».

 

En lugar de filtrarse en el suelo como lo haría en un bosque o pastizal, toda el agua no tiene adónde ir. Después de una gran tormenta que interrumpe el sistema de drenaje de una ciudad, la precipitación, a menudo, provoca inundaciones destructivas.

 

En lugar de depender de la «infraestructura gris» de diques, tuberías, represas y canales, las ciudades esponja permiten que las áreas urbanas absorban agua en tiempos de mucha lluvia y la liberen en tiempos de sequía.

 

Las ciudades esponja utilizan soluciones de arquitectura ecológica diseñadas para absorber el exceso de agua, como una esponja. Las ciudades esponja están formadas por pavimento y caminos absorbentes, grandes espacios verdes llenos de vías fluviales interconectadas y áreas que actúan como parques cuando están secas, pero como humedales cuando el agua necesita un poco más de espacio.

 

Estos conceptos podrían usarse en ciudades de todo el mundo para combatir inundaciones, absorber dióxido de carbono, aumentar la vida animal y vegetal y expandir los espacios verdes.

También tienen el beneficio de promover la biodiversidad, cuya pérdida es una de las principales amenazas que enfrenta la humanidad junto con el cambio climático.

 

A medida que prosperan los humedales y los bosques, también lo hacen las criaturas y las plantas que prosperan en dichos paisajes. Y estas áreas verdes en expansión brindan más espacio recreativo para los residentes, dice Faith Chan, profesora asociada de la Universidad de Nottingham Ningbo China.

 

A medida que empeora el cambio climático, también lo hacen los fenómenos meteorológicos catastróficos. Estos traen lluvias aún más impredecibles a las ciudades y corren el riesgo de abrumar los sistemas actuales.

 

Pero los defensores de las ciudades esponja dicen que, además de ser una buena manera de reaccionar ante el cambio climático, también son una buena forma de combatirlo.

 

La infraestructura de la ciudad esponja requiere mucha menos energía para mantenerse en comparación con la infraestructura gris. Reduce la carga en las instalaciones de tratamiento de agua, mientras que los efectos de reducción de calor reducen la dependencia del aire acondicionado. La construcción requiere menos recursos, incluido menos hormigón. Y las ciudades esponja contienen grandes espacios verdes que absorben dióxido de carbono.

 

Si se adoptaran en todo el mundo, los defensores dicen que esto podría marcar una diferencia real en el cambio climático, reduciendo los riesgos de inundaciones globales.

 

¿Por qué son necesarias estrategias como estas?

 

El cambio climático global y el aumento de la población mundial plantean grandes desafíos en dos aspectos interrelacionados: una mayor frecuencia de inundaciones extremas en muchas áreas y una escasez de agua limpia y potable, a menudo en esos mismos lugares.

 

Las áreas urbanas, particularmente las de baja altitud, son propensas a inundarse durante las tormentas porque el agua no tiene adónde ir; ya que el concreto y otras superficies duras harán que el agua se acumule e inunde. Las barreras contra inundaciones y los desagües pluviales pueden ser suficientes para una lluvia normal, pero pueden verse superados por tormentas más intensas, especialmente cuando un factor contribuyente importante es el aumento del nivel del agua en los ríos locales.